osteopatia-embarazadas

Osteopatía durante el embarazo

Durante el proceso del embarazo la mujer experimenta una serie de cambios físicos y fisiológicos. La osteopatía desempeña un papel muy importante, el osteópata puede acompañar durante este periodo a la embarazada, armonizando el bienestar de la madre y favoreciendo una buena anidación.

La columna va cambiando, aumentando y disminuyendo curvas, se acentúa la hiperlordosis lumbar, pudiendo aparecer lumbalgias, ciáticas, … La tensión en la parrilla costal aumenta, son habituales los dolores punzantes de costilla.

A medida que avanza el embarazo y el bebé va creciendo puede verse comprometido el espacio abdominal. Órganos y vísceras deben adaptarse a la nueva situación, el medio fluídico puede verse más o menos afectado ya que las presiones van aumentando, pueden aparecer retenciones, pesadez, … Mediante técnicas membranosas y fasciales facilitamos el buen posicionamiento orgánico y su descongestión. Trabajamos el aporte arterial y un buen drenaje venoso y linfático.

La pelvis se va modificando y preparando para recibir al nuevo inquilino, con el tratamiento preparamos un alojamiento agradable para el bebé. Utilizando técnicas articulares podemos disminuir el stress ligamentoso, alinear iliacos y sacro, con todo esto trabajamos para una pelvis elástica, equilibrada y preparada para el parto.

El cuerpo de la mujer sufre una pequeña revolución hormonal, necesaria para que se den todos estos cambios. Un ejemplo, la relaxina ayuda a relajar los tejidos, que junto con la elastina proporciona la elasticidad que facilitará los cambios necesarios en la estructura musculo-esquelética durante el embarazo. Debido a la presencia de estas hormonas, será importante tener especial cuidado en el tratamiento, en muchos casos puede existir inestabilidad articular por un exceso de laxitud en los tejidos.

El tratamiento es aconsejable a partir del tercer mes de embarazo. El osteópata puede ayudar a dinamizar todos estos cambios y liberar las zonas donde se producen conflictos de tensión o hiperpresión. Todo ello se realiza con técnicas sutiles y adaptadas a la fase de embarazo donde se encuentra la futura madre.

Indicaciones de la osteopatía para embarazadas

  • Ciática
  • Lumbalgia
  • Acidez estómago
  • Dolor costal