osteopatia-visceral-barcelona

Tratamiento osteopático visceral

La base fundamental de la osteopatía es el movimiento. Toda estructura tiene la capacidad propia de moverse, esto nos da una fisiología y un buen trabajo interno de los órganos. La disfunción aparece cuando esta movilidad se ve restringida por diferentes factores o causas, dando así una alteración en las funciones de los órganos y por tanto una perturbación de la salud del paciente.

Con la osteopatía visceral podemos actuar sobre los tejidos y membranas que participan en la función de las vísceras; los músculos en relación; los diferentes planos de deslizamiento entre órganos; el sistema nervioso y vascular; etc. Con el fin de asegurar un buen funcionamiento orgánico.

A menudo encontramos adherencias o tracciones miofasciales que dificultan la libertad de los tejidos y por tanto nos alteran la movilidad visceral. La osteopatía tiene una gran variedad de técnicas manuales para ayudar a liberar y devolver la funcionalidad a ese órgano.

Tiene un papel fundamental el diafragma toraco-abdominal, ya que su movimiento rítmico en cada respiración, favorecerá el bombeo a nuestros órganos. De esta manera se nutrirá y limpiará nuestro organismo a través del sistema vascular y linfático. El osteópata siempre favorecerá que este flujo se dé correctamente y permitirá una óptima movilidad diafragmática.

Indicaciones de la osteopatía visceral

Las indicaciones de la osteopatía visceral son muy amplias.  Cualquier afección musculo-esquelética puede tener su origen en el sistema visceral.

  • Acidez
  • Hernia de hiato
  • Reflujo gastro-esofágico
  • Gastritis
  • Estreñimiento – Diarrea
  • Dolor espalda/ Torticolis/ Tendinitis hombros
  • Adheréncias post-quirúrgicas
  • Hinchazón abdominal – Gases
  • Sobrecarga hepática
  • Colon irritable
  • Enfermedad de Crohn
  • Dismenorrea (menstruación dolorosa)
  • Sindrome pre-mestrual
  • Dispareunia

Pide tu cita